Recuperan cuerpos que podrían ser de militantes de la UP desaparecidos en el Huila en los 90s

Actualidad

Recuperan cuerpos que podrían ser de militantes de la UP desaparecidos en el Huila en los 90s

Escrito por: Lagaceta

Las estructuras óseas fueron entregadas al Instituto Nacional de Medicina Legal para su identificación.
La acción humanitaria hace parte del Plan Regional de Búsqueda Sur de Huila, que tiene un universo inicial de 540 personas desaparecidas por hechos del conflicto, en 18 municipios de ese departamento.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD-, en desarrollo del Plan Regional de Búsqueda Sur del Huila, ha logrado la asociación de al menos 540 casos de personas desaparecidas en los municipios de Acevedo, Agrado, Altamira, Elías, Garzón, Guadalupe, Isnos, La Argentina, Oporapa, Saladoblanco, San Agustín, Suaza, Tarqui, Timaná, Rivera, Pitalito, Pital y Palestina, con el fin de identificar posibles lugares de disposición cuerpos y realizar las intervenciones de estos sitios de una forma planificada e integral.

Una de estas acciones humanitarias, comprendida en la línea de investigación de militantes políticos y líderes sociales, permitió la recuperación de estructuras óseas que podrían corresponder al menos a 6 cuerpos de personas desaparecidas en el contexto del conflicto armado en esta zona del país. Entre los cuerpos recuperados podrían encontrarse los de lideresas campesinas, integrantes de la Federación Nacional Sindical Agropecuaria -FENSUAGRO*- y miembros de la UP desaparecidos en 1993.

Según la investigación extrajudicial realizada por la Unidad de Búsqueda, uno de los cuerpos recuperados podría corresponder a Luz Mercy Cruz, líder sindical agraria de 22 años quien era delegada de la FENSUAGRO* en el departamento del Huila para la promoción de la reforma agraria y la organización campesina. Como parte de las garantías de los derechos a la verdad y la reparación su hijo, Andrés Cardona, acompañó las acciones humanitarias.

“Yo era muy pequeño cuando pasó esto. Tenía 3 años y medio. No tengo muchos recuerdos de ella, solo algunas fotos antiguas y muchos papeles que hacen parte de la tramitología propia de este país. Cuando pasa un hecho violento lo único que te entregan son papeles. Yo estoy buscando un cuerpo y solo tengo expedientes de muchas hojas”, indicó Cardona.

El camino de la búsqueda de Andrés lo ha llevado como fotógrafo documentalista a registrar el dolor que dejaron décadas de violencia a lo largo del país. Sus imágenes también han registrado los golpes que sufrió su familia durante el conflicto armado. En 60 años 20 miembros de su grupo familiar fueron asesinados, entre ellos sus padres.

“Mi mamá era una mujer muy joven, tenía 22 años cuando la desaparecieron forzadamente. Mi familia no pudo venir a buscarla, ni reclamar su cuerpo por temor, ya que mi papá había sido asesinado 9 meses antes en similares condiciones y por ella reclamar su cuerpo y empezar un proceso jurídico fue asesinada”, agregó Cardona.

La acción humanitaria de la Unidad de Búsqueda comprendió la intervención del Cementerio Municipal de Suaza, Huila, lugar en el que se presumía fueron inhumados los cuerpos de varios líderes campesinos asesinados hace 29 años por un grupo armado en la vereda El Vergel. 

A los pocos días de la masacre cuatro de los cuerpos fueron recuperados por sus respectivas familias, los restantes permanecieron en la fosa que ha sido utilizada por años para arrojar escombros, restos de arreglos florales y material propio del camposanto.

“El clima no ayudaba mucho y la lluvia auguraba lo difícil que sería mover escombros y basura. Había muchas manos que no daban abasto. Yo tomé una pala y empecé a ayudar a excavar también. Ahí estaba mi rabia descargada sobre la tierra, mis manos se ampollaban y no importó, porque tantos años de angustia tal vez podrían terminar en este hueco de más de siete metros de largo y 2 metros de profundidad”, finalizó Andrés.

El trabajo forense permitió la recuperación de las estructuras óseas de al menos 6 cuerpos que fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para agilizar su identificación. 

Esta acción hace parte del Plan Regional de Búsqueda Sur del Huila, que comprende la búsqueda de 540 personas desaparecidas por hechos del conflicto en los municipios Acevedo, Agrado, Altamira, Elías, Garzón, Guadalupe, Isnos, La Argentina, Oporapa, Saladoblanco, San Agustín, Suaza, Tarqui, Timaná, Rivera, Pitalito, Pital y Palestina. Dentro de este universo inicial se destacan las líneas de investigación extrajudicial relacionadas con reclutamiento, militantes políticos, líderes sociales y desapariciones ocurridas durante las hostilidades.

Texto de La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) que hace parte del Sistema Integral para la Paz, junto a la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). 

***

Deja un comentario