fbpx

La vieja deuda laboral que heredó la actual administración de Empitalito

REGIONAL

La vieja deuda laboral que heredó la actual administración de Empitalito

Escrito por: Luisa Dávila

La actual administración de Empitalito ESP, en cabeza de su gerente Henry Liscano, ha tenido que afrontar una serie de demandas laborales que según él, vienen desde hace más de 30 años y que han ocasionado por estos días una serie de manifestaciones.

Se trata de al menos 120 escobitas que desde hace más de 6 años vienen demandando a Empitalito reclamando derechos laborales, que se les reconozca la existencia de un trabajo por contrato y de esta manera se les indemnice con todo lo que esto acarrea.

Aldemar Trujillo Motta, asesor jurídico de Empitalito en diálogo con LA GACETA, aclaró varias situaciones que se vienen dando frente al proceso, como por ejemplo los millonarios recursos que se han ahorrado en esta administración debido a que vienen adelantando un juicioso trabajo de recolección de elementos probatorios con lo que determinaron que las pretensiones por más de 7.000 mil millones de pesos, (sacando un aproximado entre los casos ya conciliados, los que tienen proceso en curso y las demandas que faltan por interponer) que exigen los escobitas no corresponden con la realidad de lo trabajado.

«Las escobitas vienen demandando hace aproximadamente unos seis años, mas o menos en 2015 o 2016, las pretensiones se han esbozado ante la justicia laboral ordinaria con la idea que se les declare por vía judicial, la existencia de un trabajo por contrato directamente con Empitalito ESP y no con las empresas tercerizadas que los habían ubicado para laborar», dice el asesor jurídico.

Aldemar Trujillo, asesor jurídico de Empitalito

Lo que señala el abogado es que desde 1989 la entidad venía manejando los contratos de los escobitas a través de empresas tercerizadas, es decir, Empitalito hacía un contrato con la empresa y esta se hacía cargo de todo, desde la contratación del personal hasta la dotación.

«La prestación del servicio si bien estaba a cargo de Empitalito, dicha prestación de servicios se hizo a partir de 1989 a través de empresas tercerizadas, como quiera que los contratos que se hicieron con empresas tercerizadas tenían un objeto definido, en ocasiones en esos contratos tenían áreas de cumplimiento del objeto contractual, pero de la misma manera tenían definido el valor y el tiempo de duración de ese servicio pues era la representante legal quien en un ejercicio libre y de autonomía administrativa y financiera, conseguía su personal y establecía el valor que le iba a cancelar, el horario en que iba a cancelar y el sitio donde iban a realizar la prestación del servicio», expresó el abogado Trujillo».

No obstante, el juzgado laboral donde se tramitan las demandas, consideró que ese ejercicio no fue una tercerización sino una intermediación laboral, lo que está prohibido. «¿Por qué nosotros tenemos que responder por una obligación que era del tercero? Sin embargo, nosotros al haber planteado esa situación en el juzgado y haber llevado pruebas de que lo que nosotros decimos es cierto, la posición del juzgado es que no, que las cooperativas y ese tercero, que era el contratista nuestro, era un intermediario y que esa intermediación laboral no estaba autorizada pese a que la tercerización sí, y pues para nosotros es una tercerización pero para el juzgado una intermediación laboral. DIce el juez que el patrono era realmente Empitalito, y con esa premisa han condenado a la empresa no una, ni dos, sino muchas veces

Recolección de pruebas y conciliaciones

Los escobitas que en estos momentos protagonizan manifestaciones en la Alcaldía de Pitalito, argumentan en su demanda, que trabajaron durante muchos años y que no les reconocieron lo de ley. Razón por la Empitalito se ha dado a la tarea de conseguir información y documentarla, y así contrastar el tiempo que se pide en la demanda con el de los registros de la empresa. «Es un tiempo que ni siquiera coincide con los reportes de las planillas aportadas con las cuentas de cobro de las respectivas empresas, eso que significa que si una persona pide 10 años, por darle a usted un ejemplo, nosotros en la información podemos constatar exactamente cuanto tiempo cumplió», expresó.

Y agregó que, «hay situaciones en las que hemos identificado que existen unos reclamantes que han demandado y en ninguna de las empresas tercerizadas en el periodo que ellos afirman haber trabajado aparecen con el pago de las planillas del sistema de seguridad social. Por un lado es posible que se haya omitido por parte del representante legal la afiliación de esa persona a pesar que haya prestado el servicio, en ninguno de los casos la empresa de servicios públicos tenía la posibilidad de verificar ese tipo de situaciones a toda cuenta que había autonomía administrativa y financiera en el contratista».

En anteriores administraciones de Empitalito se realizaron conciliaciones y se accedieron a las pretensiones de los demandantes. No obstante, en la admiinsitración de Henry Liscano se ha logrado conciliar de manera que se pudieron ahorrar recursos importantes sin poner en riesgo la estabilidad financiera de la entidad. En 2020 se conciliaron 14 proceso por $140 millones con o cual se ahorraron $1.750 millones pues las pretensiones de los demandantes rondaban los 2.000 millones de pesos; este año tienen unas pretensiones de $3.700 millones y la administración espera conciliar en aproximadamente $200 millones. Así evitará prosibles problemas con la Contraloría.

«Nosotros tenemos en curso más o menos 60 procesos que estamos manejando en primera y segunda instancia. No obstante, lo que dice el abogado es que tiene otro tanto más, personas que aún no han demandando pero que tiene ya los poderes para hacerlo.

Para la entidad, es importante que los reclamantes entiendan que toca esperar el proceso jurídico para conciliar, pues es importante que la decisión que se adopte tenga un sustento probatorio ya que es con esas pruebas con las que se le sustentará a la Contraloría el uso de los recursos.

Entre 1989 y 2019 un total de 27 cooperativas tercerizadas se encargaron de la contratación de los escobitas ya posteriormente Liscano gerente de la entidad instauró un nuevo esquema de aseo.

Deja un comentario