fbpx

Desde niña una soñadora, hoy Sargento Mayor del Ejército

REGIONAL

Desde niña una soñadora, hoy Sargento Mayor del Ejército

Escrito por: Luisa Dávila

Sonia Ríos Díaz, es la mujer huilense con más alto rango entre los suboficiales del Ejército Nacional. Actualmente es Sargento Mayor y funge como asesora de comando del Batallón de Apoyo de Servicios para el Combate No. 01 ‘Cacique Tundama’ en la ciudad de Tunja.

Y aunque como muchas (no solo militares) es una mujer de armas tomar, también es una soñadora y fue precisamente su sueño y su tenacidad, la que la llevaron hasta donde está.

Sonia es profesional de Gestión de Seguridad y la Salud Laboral egresada del Politécnico Gran Colombiano; y cursa sexto semestre de Administración de Empresas. Hija de una docente, Leonor Díaz de Ríos quien según ella le enseñó  que todos los sueños se pueden cumplir, lo mismo aprendió de su padre Juan Emilio Ríos Mejía.

Hija, hermana y madre de dos hijos, Juan Camilo y Laura Valentina, son para esta neivana el motor de su vida y son ellos quienes la llevan a querer ser siempre un ejemplo para la sociedad.

“Soy una mujer soñadora,  emprendedora, alegre, descomplicada, y una mujer que siempre se forjó un objetivo en la vida y gracias Dios se cumplió, dedicada a mis dos hermosos hijos Laura Valentina, Juan Camilo y  a mi familia, soy una mujer de principios y valores; como todos los seres humanos también cometo errores, pero considero que soy una mujer íntegra”, reflexiona la sargento Ríos.

Pertenecer al Ejército, su sueño

Pertenecer al Ejército Nacional siempre fue su sueño, por eso se unió en 1998, con la firme intención de ascender en su carrera militar. “Fue el sueño que siempre quise y el objetivo que me fijé, le pedí mucho a Dios que me diera la sabiduría y que me ayudara a conseguir esta meta que me había propuesto, al igual que otras personas sueñan con ser médicos, ingenieros, arquitectos, yo soñaba con ser militar, verme con ese uniforme pixelado que se convirtió en mi segunda piel, lo logré gracias a Dios y a mi familia”, rememora.

Ya son 23 años de servicio, y ha sido una experiencia forjadora, “la mejor experiencia que he podido tener en mi vida, pues no todas toman la decisión de llevar en los hombros esta misión tan grande que nos encomiendan desde que ascendemos a nuestro primer grado; estar en mi Ejército ha sido, como mujer, un sueño cumplido y una camino lleno de maravillosas sorpresas y enseñanzas, obviamente he tenido altibajos pero nada que no se haya podido solucionar y todos esos altibajos han hecho que me convierta en una mujer fuerte”, acotó.

Sargento Mayor

Sonia es la primera mujer del Huila en llegar al rango de Sargento Mayor, es para ella y sus paisanos un orgullo y la convierte en un ejemplo a seguir, porque sin duda no es fácil llegar hasta donde ella está.

“Qué orgullo que las mujeres huilenses marquemos la diferencia, que bueno sería que en el transcurrir de los años logren haber muchas más Sargentos Mayores mujeres y ser orgullo ante el pueblo colombiano. La vida miliar no es fácil y tampoco fue fácil en el momento que ingresé a la institución, considero que las cosas fáciles no son buenas, la vida militar es una vida de sacrificios, retos, como también llena de alegría y tristezas”, puntualiza Sonia.

Y agregó, “además nosotras las mujeres militares cumplimos diferentes roles, como todas, el de esposa, madre y cuando decidimos capacitarnos viene ahí la universidad, las especializaciones, vienen miles de cosas; nosotras las mujeres somos multifuncionales y debemos sacarle tiempo a todo”.

¿Hay machismo?

Aunque se ha avanzado en muchos espacios, todavía hay muchas cosas por mejorar;  En otrora, en las instituciones militares y de Policía era muy común la discriminación hacia las mujeres y estas no podían ascender a cargos de alto rango, hoy eso ha cambiado, las mujeres han escalado peldaños tanto en la vida militar como en la política, en la vida laboral y social. Pero aún falta.

“Tenemos a la primera vicepresidenta de Colombia y dos señoras oficiales que hoy ostentan el  rango de Mayor General de la República, y dos señoras aguerridas suboficiales que ostentan el grado de sargentos Mayores de Comando, rangos que eran solo ocupados por hombres; hoy por hoy todas nuestras mujeres han asimilado con firmeza lo que significan el sacrificio, la abnegación y la mística por la carrera militar, la presencia femenina en todos los escalones de nuestra institución ha facilitado un cambio de visión y un mayor acercamiento al pueblo colombiano”, ilustra la Sargento Mayor Sonia Ríos.

“Respecto al Machismo, considero que con el pasar de los años esta situación ha mejorado, el rol de la mujer en nuestra institución y en otras instituciones  ha ido cambiando, hemos alcanzado cargos que anteriormente solo eran ocupados por hombres, y todo esto gracias a nuestras capacidades y liderazgo, nosotras las mujeres somos capaces de cumplir cualquier objetivo. Aún hay mucho camino que recorrer y situaciones por mejorar, el objetivo es disminuir y eliminar cualquier desigualdad  y violencia de género”, añadió.

Finalmente, Sonia envía un sentido mensaje a todas las mueres en su día, “felicitar a todas las mujeres en su día; sigan con esa tenacidad y esa gallardía, continúen ocupando y  desempeñándose en todos los campos, para que podamos cumplir nuestros objetivos y podamos seguir aportando un granito de arena a nuestro país;  poder superar todas esas crisis por las que estamos pasando en este momento, sé que no estamos en un buen momento pero no podemos derrotarnos,  las mujeres siempre nos hemos caracterizado por ser ese eje principal tanto en el hogar como en el trabajo; no podemos darnos por vencidas”, concluyó.

Aseguró que si volviera a nacer, volvería a escoger ser suboficial del Ejército Nacional de Colombia.

Deja un comentario