fbpx

El Huila llora la partida de una de sus hijas ilustres

NEIVA

El Huila llora la partida de una de sus hijas ilustres

Escrito por: Luisa Dávila

Los trajes de Sanjuanero de Ana María Bernal, no eran unos trajes cualquiera, eran elegantes, con una combinación perfecta de colores y sobre todo jamás perdieron la esencia de lo que es el traje típico huilense. Eso hizo que sus diseños fueran los más apetecidos para las fiestas de San Pedro, vestía a las reinas y a las damas ilustres de la sociedad opita.

Su talento era innato, heredó de su madre (Lulú Vanegas) y su abuela (Raquel Castro de Vanegas) y de sus tías, el amor por las tradiciones del Huila y en especial por el diseño y la confección de trajes de Sanjuanero Huilense. Era carismática, sencilla, divertida, apasionada por su trabajo, reía a carcajadas y tenía un gran ‘don de gente’.

Era madre de tres hijos y en su taller ubicado en su apartamento de la Avenida La Toma, pasó los últimos 20 años creando majestuosos diseños, ya fueran faldas pintadas o troqueladas.

La esencia del traje

Ana María siempre consideró que a pesar de que cada año había un ingrediente adicional a los trajes de Sanjuanero, que más encaje, lentejuelas y brillo, que la falda más corta, que mejor larga, lo importante era que el diseño jamás debía perder la esencia de un traje típico huilense.

“Yo trato, lucho, porque no se pierda la esencia de nuestro traje…trato de no dejar que se salte del traje típico que es lo nuestro, que es lo de mostrar, que es lo que conocen del Huila, que es lo de mostrar en Colombia y lo que se conoce a nivel internacional, entonces cuando ya raya y se  pasa a un disfraz a mí me pega muy duro, porque lo estamos distorsionando”, recalcaba cada vez que daba entrevistas.

Daniela Álvarez, exseñorita Colombia con un traje de Ana María Bernal

Siempre, como gestora cultural del departamento fue una enamorada de las tradiciones opitas y aseguraba que por el traje típico huilense se conocía al departamento con su cultura y sus tradiciones en el mundo. “Me encanta lo nuestro me encantan nuestras tradiciones, y creo que el traje típico a nivel mundial es lo máximo”, decía.

Hoy a sus 63 años, Ana María Bernal Vanegas partió a la eternidad a raíz de una afección cardiaca. Su deceso ha causado consternación en el departamento donde se lamenta profundamente su fallecimiento.

Deja un comentario