fbpx

«Ahora sí brindaron apoyo, ya para que»

REGIONAL

«Ahora sí brindaron apoyo, ya para qué»

Escrito por: Luisa Dávila

Leidy Johana Cerón, madre del soldado Juan Sebastián Corredor Cerón quien falleció el pasado lunes en horas de la noche luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio, habló con Lagaceta sobre como fueron los últimos días de su hijo. El joven soldado de 20 años, al parecer, terminó en un grave estado de salud, por presunta negligencia derivada de una falta de atención médica oportuna mientras prestaba servicio militar en el Batallón Tenerife de Neiva.

Hoy que ya ha fallecido su hijo, la señora Leidy asegura que dessde la Novena Brigada le están prestando apoyo. No obstante, manifiesta que ya no le sirve de nada, pues nada le va a devolver a su hijo.

Desgarrador relato

El relato de la señora Leidy es desgarrador, pues ella relata minuto a minuto los últimos días de vida de su hijo. Su narración refleja la impotencia de una madre que ve a su hijo morir lentamente, sufriendo dolores intensos y sin poder más que orar y brindarle todo su apoyo emocional.

Así le contó la señora Leidy Johana lo que sucedió con su hijo en los últimos dos meses.

“Mi hijo llevaba dos meses muy grave, estaba enfermo arriba en Cerro Neiva. El me decía mami tengo mucho dolor de estómago, me decía mamá no me ponen cuidado, me dicen que no sea cobarde, eso no es cobardía Dios”, relató la madre de Juan Sebastián.

Y es que así empezó el declive de la salud del joven soldado que se encontraba en la base militar de Cerro Neiva. Allí le empezaron las dolencias y mientras pedía a sus superiores atención y ayuda, estos le decían que no fuera “gallina, ni cobarde”.

“Ya lo último cuando el ingresó al batallón lo bajaron (de Cerro Neiva al Batallón) fue el 4 de este mes, él me decía estoy muy enfermo mami, ayúdame, él me dijo que él quería pedir permiso en el batallón para irse para la casa, para que yo lo ayudara, yo le dije hijo mío no, porque después ellos dicen que usted se enfermó fuera del batallón”, narró la señora Leidy.

Y continuó, “el me llamó todos los días y me decía, mami ya no puedo más esto es un dolor muy duro, mami ya me desmayo del dolor, no como, vomito todo, yo como madre le compré vitaminas, le mandé agua, pero no, ni así le pusieron vitaminas, estaba muy débil”.

Por fin al hospital

Tras casi un mes de estar padeciendo dolores fuertes sin recibir atención idónea, Juan Sebastián fue remitido al Hospital Universitario de Neiva, según la madre del joven soldado, a ella ni le avisaron y fue su hijo quien terminó llamándola para informarle que estaba hospitalizado.

“A él lo atendieron en el hospital el viernes 20 de este mes, a mí no me avisaron que lo llevaban para el hospital general, me di cuenta porque mi hijo me llamó y me dijo, ‘mami estoy en el hospital general ya no me aguanto este dolor por favor’, yo lo único que le dije fue hijo mío, yo voy para allá. Llegué allá y desde lejos lo vi, le dije acá estoy pidiéndole al señor que todo le salga bien. El me pidió agua, yo fui donde la enfermera, le dije, le puedo traer agua por favor, ella me dijo ‘si madre’, tráigale agua en botella plástica, yo fui le compré el agua, desde lejos vi cuando le dieron el agua y el la cogió y se la tomó como si nunca hubiera tomado agua”, dijo.

Dice Leidy que siempre confió en que su hijo saldrían avante de esta dificultad, pero cada día la salud de su hijo siguió deteriorandose, “una madre esperando su hijo, esperando buenas noticias, y me lo pasan para la UCI en una silla de ruedas, lo meten a la UCI y yo sigo hablando con él y me dijo madre yo estoy muy enfermo y yo lo único que le dije fue hijo mío vamos a salir adelante”, relató.

Asegura la mujer, que incluso del batallón solo salió con una ecografía que le realizaron, “salía que tenía barros biliares y de ahí el sábado yo hablé con él por la noche, amanecer el domingo, a las 9 de la noche le dije hijo voy a ir a Palermo y yo vuelvo, lo volví a llamar a las 2 de la mañana y él me decía que mucho dolor, a las 3 volví a hablar con él y lo mismo, tipo 3 y 30 me dijo mami venga por mis pertenencias”.

Fue en ese momento que las cosas terminaron por agravarse, “Me dijeron venga por las pertenencias de su hijo, que va a ser intubado, tráigale pañales, lo que necesitan en la UCI”.

Lo peor había llegado, Juan Sebastián contrajo covid19  y esto agravó la infección pulmonar con la que llegó al hospital.

“Él me dijo tipo 3 de la mañana el domingo, mami me detectaron el Covid y ya lo pasaron para la UCI, a las 4 de la tarde habló conmigo, él no estaba agitado no sentía nada, lo único fue el dolor en la boca del estómago, un dolor muy fuerte. Me llamó, hablé con él, me dijo mami donde estás, le dije acá estoy y después lo llamé y ya no me volvió a contestar, no me contestó más mi hijo”, dijo Leidy en medio de lágrimas.  

Se hubiera salvado

Asegura la madre de Juan Sebastián, que si en el Batallón no hubieran sido negligentes en la atención para su hijo y le hubieran prestado atención médica a tiempo, se hubiera salvado.

“Yo como madre yo digo que sí se había salvado, pero cuando ya lo llevaron allá al hospital ya fue tarde, muy tarde Dios mío, él se hubiera salvado. La verdad después que falleció ahí si aparecieron (Ejército), ahí sí brindaron apoyo, yo les dije eso hubieran hecho con mi hijo cuando empezó a estar enfermo, ya ahora para que me prestan estas ayudas. Que todo el mundo sepa cómo es en el batallón, como los humillan y los tratan, ellos no tienen que tener dolor allá, quiero que todo muchacho que esté joven allá, de 18 años que piensen muy bien para ir allá, mi hijo entró alentado y me lo entregan en un cajón”, concluyó la mujer.

Deja un comentario