fbpx

Del Amazonas a Neiva, la travesía de dos mujeres indígenas que necesitan solidaridad

NEIVA

Del Amazonas a Neiva, la travesía de dos mujeres indígenas que necesitan solidaridad

Escrito por: Luisa Dávila

Con su mamá y su abuela, el pequeño Alejandro Esquender un niño indígena proveniente del Amazonas, lucha por su vida. Fue remitido desde Leticia para que se le practicara una compleja cirugía en su cabeza tras un accidente casero que por poco le cuesta la vida.

Alejandro y su mamá y su abuela, provienen de un corregimiento amazónico que queda a 15 días en lancha de Leticia llamado Puerto Arica, en límites con el Perú. De ahí, para llegar a Neiva se tomaron tres horas en un avión ambulancia que las trajo a su destino en la Clinica Medilaser de Neiva, en donde lo atienden y esperan su pronta recuperación.

No obstante, mientras el pronóstico del niño es alentador, dice su abuela Sofía Pérez, y junto a su hija están pensando en donde pasarán las noches cálidas de Neiva, mientras esperan que el pequeño Alejandro despierte. Sus recursos se agotaron y no cuentan con más, para pagar un hospedaje, ni mucho menos alimentación.

“Vengo de un corregimiento llamado Puerto Arica, pertenezco a una etnia indígena llamada Bora, estamos aquí porque mi hija fue remitida desde Puerto Arica a Leticia, que es un trayecto de 15 días desde donde yo vivo hasta la capital que es Leticia y de ahí nos remitieron en el Avión ambulancia que fueron tres horas de Leticia acá a Neiva. Vino mi hija con su hijo por una herida en la cabecita debido a un accidente que tuvo, y está internado en la clínica Medilaser en la Unidad de Cuidados Intensivos”, señala Sofía Pérez, abuela de Alejandro.

Según relató, el pequeño tuvo una caída y el golpe le afectó el cerebro.

“La operación que le hicieron fue un éxito y están esperando que el niño reaccione, entonces en esa espera estamos también, pidiéndole a Dios que todo salga bien, que el niño vuelva en sí, para que nosotros ya podamos también retornarnos a la casita porque por acá es muy difícil la estadía”, agrego Sofía.

Y es que los pocos recursos que tenían ya se les agotaron y están pensando donde pasarán las noches durante los días siguientes en los que Alejandro estará en recuperación.

“La EPS Asmetsalud no responde por el acompañante entonces mi hija y yo, no tenemos recursos, no tenemos un lugar donde hospedarnos, entonces yo quiero pedirle a la gente de buen corazón de acá del Huila, que si pueden ayudarnos con el hospedaje o con alguna ayuda para la alimentación pues es bienvenido”, dijo la mujer.

En ese sentido, publicamos el número de celular de la señora Sofía Pérez, 3217576933 para quienes se quieran contactar con ella y brindarles apoyo durante esta difícil travesía.

Deja un comentario