Funcionarios de la Alcaldía de Garzón bajo sospecha por millonario robo

JUSTICIA

Funcionarios de la Alcaldía de Garzón bajo sospecha por millonario robo

Escrito por: César Velandia

La Contraloría Departamental del Huila, a través de una auditoria exprés, encontró un presunto detrimento patrimonial que asciende a la suma de ‭$581.201.100., según el ente de control, a través de dos transacciones digitales, se le consignó a una persona el dinero, sin que a la fecha se sepa de quien se trata, o si tenga alguna relación contractual o comercial con el municipio.‬

De acuerdo con las investigaciones, durante la auditoría se pudo corroborar que el titular de la cédula a quien el Banco Davivienda le efectuó los dos pagos, fue identificado como Andrés Mauricio Caraballi, quien no es proveedor, ni contratista del municipio de Garzón, así como tampoco existe ninguna relación comercial o laboral en administraciones anteriores, según lo reportado por la Administración Municipal, al parecer las transacciones tuvieron como objeto el pago a supuesto proveedores.
Según la alcaldía del municipio de Garzón, las transacciones se llevaron a cabo el 16 de abril, una desde la cuenta de ahorros del municipio en el Banco Davivienda por $305.550.700 y otra desde una cuenta empresarial en la misma entidad financiera por $275.650.400, para un total de ‭$581.201.100.oo, ‬‬‬‬‬solo hasta el 23 de ese mismo mes, la administración encontró la irregularidad y dio aviso de inmediato a la Fiscalía General de la Nación.‬

Días después, mediante oficio con fecha del 29 de abril de 2020, dirigido al Banco Davivienda, el alcalde municipal Leonardo Valenzuela, presentó un derecho de petición para que se procediera al reintegro del dinero sustraído de las cuentas bancarias del municipio, a la fecha de la visita por parte de los auditores de la contraloría departamental, tres de junio de 2020, el Banco Davivienda no se había pronunciado sobre los oficios enviados por la administración municipal y el reembolso del millonario botín.

Hubo fallas compartidas

Según el reporte entregado por la administración municipal a la contraloría, al parecer, la entidad bancaria no adelantó el procedimiento pactado en el contrato suscrito entre el municipio y la entidad para el traslado de cuantiosas sumas de dinero. Según la Tesorería, se debió verificar el pago con ella mediante llamada telefónica, acción que no se realizó.

Asimismo, indicó que hay inconsistencias en la fecha de la orden de pago y el giro, que aparece consignado el día anterior a la orden.

Lo más grave es que, Davivienda también le comunicó al alcalde de Garzón, que no devolverá el dinero hurtado, solo hasta que haya un pronunciamiento al respecto por parte de la justicia ordinaria y si encuentra responsabilidad de la entidad sobre los hechos.

La entidad financiera realizó una investigación a nivel interno que involucró diferentes áreas de análisis. Sin embargo, indicó que se requiere del peritazgo de los equipos utilizados para adelantar las transacciones bancarias, a los que al parecer, no han tenido acceso, y están a la espera de la disponibilidad de los mismos por parte del Municipio de Garzón.

Para la Contraloría, en la Administración Municipal de Garzón, hay limitaciones y debilidades de la Secretaría de Hacienda municipal por ausencia de procedimientos, seguimientos y controles adecuados, oportunos, permanentes y sistemáticos en el manejo de las cuentas bancarias del municipio, de manera que se mitigaran los riesgos de pérdida de recursos o fraude a través de delitos informáticos, teniendo en cuenta que el equipo de cómputo que valida una transacción electrónica se encuentra identificado y validado por el banco Davivienda, y las autorizaciones de giros contra cuentas bancarias del municipio, recae única y exclusivamente en la Secretaría de hacienda Municipal.

Hallazgos

La Contraloría ha decidido involucrar al Banco Davivienda quien suscribió contrato para el manejo de cuentas bancarias corrientes y de ahorro de propiedad del municipio; al Secretario de Hacienda Johan Leandro Rodriguez y a la Tesorera Diana Milena Gómez, del municipio de Garzón, como quiera que son los dos únicos funcionarios que poseen claves de acceso, claves o token para generar y autorizar giros electrónicos, poseen los computadores identificados y habilitados por la entidad financiera, para la ejecución de estas tareas inherentes a sus cargos.

Deja un comentario