fbpx

A la cárcel presuntos integrantes de red criminal al servicio del cabecilla disidente alias el paisa

La Fiscalía General de la Nación presentó elementos que vinculan a esta organización ilegal con la planeación de acciones terroristas y homicidios.

Bogotá D.C., 07 de agosto de 2020.

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, identificó una red criminal al servicio de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias El Paisa, uno de los principales cabecillas del Grupo Armado Organizado Residual (Gaor) ‘Segunda Marquetalia’.

Seis presuntos integrantes de esta estructura fueron presentados ante un juez de control de garantías de Bogotá e imputados por diferentes delitos como: concierto para delinquir agravado, homicidio agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

De acuerdo con el material probatorio recaudado, en noviembre de 2019, alias El Paisa le habría pedido a esta red ilegal atentar contra la Embajada de Estados Unidos en Colombia, sedes de la Fiscalía General de la Nación, el jefe del partido Fuerza Alternativa evolucionaria del Común (Farc), Rodrigo Londoño Echeverri; y algunas personalidades del país.

Ante las dificultades para ejecutar las acciones terroristas, el desmovilizado dirigente político se convirtió en el principal objetivo criminal. Su esquema de seguridad fue infiltrado con un exintegrante de la columna móvil Teófilo Forero para tener información privilegiada sobre los movimientos y viajes.

Durante los primeros 15 días de 2020, la organización de alias ‘Él Paisa’ intentó realizar el ataque, pero fue frustrado por la reacción de las autoridades que interceptaron a dos hombres, alias Guamby y Conejo, quienes pretendían disparar contra Rodrigo Londoño Echeverri, en zona rural de Armenia (Quindío).

Las investigaciones también dan cuenta de que esta estructura sería responsable de agresiones y ataques contra reincorporados y la población civil, en zonas que los grupos residuales pretenden ocupar. En San Vicente del Caguán (Caquetá), supuestamente, asesinaron a dos personas que llegaron al municipio y no justificaron vínculo ni arraigo en la región.